jordania-140714.jpg

Jordania es un país eminentemente turístico. Tiene encantos suficientes como para convocar el interés turístico mundial. Y por si esto fuera poco, está dispuesta a incrementar la cooperación con Palestina en el sector del turismo a través de proyectos turísticos conjuntos. Tal lo manifestado por el ministro Abdullah Ensour. Ensour se reunió con la ministra palestina de Turismo y Antigüedades Rula Ma’ayah, para tratar la cuestión. El ministro jordano dijo que la promoción del turismo en Jordania y Palestina debe llevarse a cabo a través de programas conjuntos.

Estos programas deben centrarse en los lugares sagrados del Islam y del Cristianismo, y también en el turismo ambiental y médico. El ministro palestino destacó la necesidad de involucrar al sector privado en la promoción del turismo en ambos países, ya que la acción del Estado no es suficiente.

Jordania cuenta con atracciones turísticas de peso como la antigua ciudad de Petra, la ciudad romana de Jerash, el desierto rojo de Wadi Rum, donde enormes montañas de formas caprichosas se elevan en medio del desierto rojo, el Mar Muerto, presuntamente visitado por la reina Cleopatra, es el balneario natural más antiguo del mundo, y está situado a más de 360 metros bajo el nivel del mar, el castillo de Kerak, con su anillo imponente de murallas y torres ha sido una fortaleza desde los tiempos bíblicos, la reserva de la Biosfera Wadi Dana, es la Reserva natural más grande de Jordania cubre 320 km2 de paisaje agreste y hermoso a lo largo de la cara del Valle del Jordán.

Mientras tanto, el primer ministro jordano fue informado por el ministro jordano de Turismo y Antigüedades Nidal Qatamin acerca de la firma del programa de cooperación turística entre Jordania y Palestina para el período 2014-2017. Este programa tiene como objetivo impulsar la cooperación turística y atraer a más turistas nacionales y extranjeros a los dos países.

Vía: Zawya
Imagen: Travel News Digest